Me besas

maurogo / Poemas / / 0 Comments / Like this
Laura Herrera

Salgo del trabajo, pienso en ti, pienso en los tacos, llamo, pido la dirección del restaurante, te llamo, ¿Dónde nos vemos? ¿Te demoras? ¡Qué carajos! …Si supieras que tengo ganas de verte desde el mismo instante en que te deje de ver, entenderías que eso son nimiedades. Corro a la estación, espero el H4, llega, me subo, para en el Restrepo, se llena, armo conversación con una Sra a la que le cedo la silla, la Sra me cuenta que una vez se le quedó en un transmi una bolsa con unos pañales, pasamos Olaya, Quiroga, La 40 sur, aun no llego, pero la Sra no permite que me desespere, es tan cálida, que me hace reconocer en ella algo de mi madre. Santa Lucia ¡Molinos! Hasta luego Sra !Qué esté bien! Te marco, ¿Todavía te demoras? -Te esperaría la noche entera solo porque me regalaras un momento- Ok, te espero en el centro comercial.

Doy una vuelta, me siento en esa silla donde me encontraste, me compro un Mr Tea de limón, me lo tomo, lo tiro a la basura, organizo mi bolso, mi billetera, vuelvo a la basura, son las 6:10 pm, llevo 40 minutos esperándote, tomo mi celular, borro los mensajes de gente que ya no interesa, borro los números, reflexiono sobre la cantidad de mensajes dirigidos a ti y la cantidad de mensajes que tú me has enviado… ¡No importa! Juego Sudoku, gano, vuelvo a ganar, vuelvo a empezar… ¡Llegas!

Te ves bien y lo sabes, así, sí esa seguridad me seduce, me gustas más. Me callo los halagos en mi cabeza, te los diré unos cuantos minutos después. Vamos a Chapinero, hablamos, empieza a sonar tu teléfono y la idea de que pueda haber una tercera persona en el plan, me da rabia. No lo menciono, llegamos a la 63, te llevo directamente al lugar, te sorprende que por primera vez no hayan titubeos, comemos, analizas el lugar, me pongo nerviosa, te comparto de mi burrito, compartimos anécdotas, terminamos la comida y nos quedamos un rato sentados, tú hablas, yo te miro, te escucho, sonrió. Vas al baño, pago la cuenta (sin que lo sepas), te espero, esta vez yo voy al baño y me esperas a fuera ¿A dónde vamos? No tengo ni la menor idea, solo quiero darte un beso, tomar tu mano y mirarme en tus ojos aunque tu mirada a veces me intimide en demasía.

Caminamos, caminamos más ¿A dónde vamos? -Qué no sé- No tengo ni idea, a dónde quieres ir… Empiezas a desesperarte, damos más y más vueltas, (…)

Miras de arriba a abajo hasta detalles que son imperceptibles para mí, pero te comprendo, me gusta que seas así, me atrae ese nivel de minucia. (…) Cuelgo el teléfono, me llamas a tu lado, acerco* mi cabeza a tus hombros, acudo a tu llamado, me abrazas,

¡ME BESAS!

– Laura Herrera

DEJA UN COMENTARIO